…Y mirando en el diario que nunca escribí…


“Mamá”

La mira y se ve en ella ,a ella casi no la ve ,ese pequeño cuerpo aun más menguado por la edad .Ese que fue capaz de albergar cinco vidas a lo largo de la suya .Vidas a las que se entregó con la intensidad que el desgaste de su ser fue permitiéndole .Cinco recuerdos desemejantes en cinco lustros de convivencia en la que los últimos en llegar adoptaban felices momentos no vividos ,plagiando con la aprobación de sus antecesores . No recuerda cuando empezó si como se fue evaporando poco a poco y como alarma ese dolor que debe causar el que te arranquen el cordón umbilical sin previo aviso . Se ve en ella con el temor que da el egoísmo ,con la cobardía que da la no aceptación la necesidad de el no penar sabiendo que todo ello traerá un mal mayor ,el del remordimiento . Miedo a verme en ella? Naciera mil veces por mil y no conseguiría heredar su bondad ,generosidad ,sacrificio ,ternura ,”su grandeza” . Ayer mientras esperábamos a ese señor tan guapo y joven de blanco me contó siete veces esa historia como por primera vez y la vi ,la besé ,nos reímos y rogué por tener la entereza y valentía para poder disfrutarla .

“Enfermedades crónicas y degenerativas”.

Y te pido perdón por…


Y no he tomado esta decisión, la de pedir perdón por la situación que estamos viviendo, ni por las reflexiones que se hace uno cuando pasa mucho tiempo a solas. Esa es desde hace un tiempo, mi forma de vida, la soledad impuesta.

No quiero imaginar cómo estaréis los afortunados NO acostumbrados, a lo que ahora me parece que yo me estaba preparando, a la falta de libertad (por supuesto por nuestro bien) y con lo que supone no disfrutar de ella. Y por suerte con una naturaleza comparable más bien la del ermitaño, pero sin la seriedad ni sabiduría de éste, ni con la automia para tomar las decisiones por sí mismo, no por circunstancias que no están bajo tu control, como la enfermedad. Pero os diré que soy una causa perdida como enferma, no me acostumbro ni lo haré a el sometimiento del mal (Parkinson) que quiere a toda costa poseer mi cuerpo, mente y alma. Y os aseguro que es complicado el ejercicio de no acostumbrarse a esta forma de vida junto al victimismo que conyeba.

Y quiero pedirte perdón por si alguna vez me has necesitado y no he sabido leer tus señales.

Y quiero pedirte perdón por si alguna de mis expresiones te ofendió y no sentí tu molestia.

Y quiero pedirte perdón por si alguna de mis acciones han manipulado las tuyas y no fui consecuente que podía estar influyendo en los pasos que darías para tu futuro, cambiando el resultado de éste.

Y quiero pedirte perdón por si mi semblante te demostraba exceso de seguridad pasando a parecer un ser de hielo y puedo asegurar que tus reacciones a mis acciones me han hecho ver que la calidez, la ternura etc, no entienden de escudos protectores, sí de entrega.

Y quiero pedirte perdón por no saber demostrar que me importas que todo tu dolor lo hago mío y tus logros los celebro más que si fueran míos y he asimilado que es pura necesidad expresar las emociones y que nunca es tarde para aprenderlo

Y quiero pedirte perdón por si alguna vez me he dejado llevar por la las opiniones sin contrastar la tuya y he sabido que de una misma situación, aparecen varias versiones aunque exista una sola verdad.

Y quiero pedirte perdón por si alguna vez mis palabras han traído una sinceridad envuelta en duro acero porque he comprendido que cada uno tiene su propio aprendizaje, con sus propios tiempos programados para la enseñanza personal e intransferible. Que aunque es cierto que de tod@s aprendemos no podemos formar a nadie a que comprenda tus conocimientos.

PARA TOD@S AQUELLOS QUE HABÉIS COMPARTIDO PARTE IMPORTANTE DE MI VIDA… OS PIDO PERDÓN

La historia es de quien la escribe.